Ganadores

Premio Odebrecht para el Desarrollo Sostenible
Principios de bienestar animal aplicados al diseño de corrales ganaderos autosuficientes establecidos en perimetrales urbanas de vocación agrícola

Principios de bienestar animal aplicados al diseño de corrales ganaderos autosuficientes establecidos en perimetrales urbanas de vocación agrícola

  • Autores:

    Ymaira Patricia Uzcátegui Varela

    Kendry Daniel Chompre Guerrero

    Orientador:

    Juan Pablo Uzcátegui Varela

     

    Universidad de los Andes (ULA)

    Universidad Nacional Experimental Sur del Lago Jesús María Semprúm (UNESUR)

Resumen del proyecto

La ganadería representa el reto científico de mayor envergadura para quienes llevan la teoría de sustentabilidad al campo, con el fin de asegurar soberanía alimentaria en sus pobladores. Actualmente existe un nuevo paradigma que garantiza la viabilidad económica y el equilibrio ambiental en los sistemas lecheros: el nivel de bienestar animal (BA) alcanzado por los rebaños durante su ciclo productivo. La literatura especializada coincide en que el BA se refiere al estado de un individuo en relación con su entorno, el cual puede ser estimado mediante indicadores que revelan el grado de malestar que enfrenta el animal. Los niveles óptimos de BA se logran al ofrecer una dieta balanceada, manejo con mínimo estrés, riguroso plan sanitario y espacios para alojamiento ajustados a las necesidades etológicas (libertad de circulación) del ganado. Los rebaños lecheros establecidos en zonas periurbanas de ciudades tradicionalmente reconocidas por su potencial agropecuario (occidente venezolano), son una atractiva opción económica para generar alimentos sanos. Se ha documentado que el diseño de corrales, salas de ordeño, salas de espera y cubículos o establos para vacas lecheras está relacionado directamente con la productividad en el predio, calidad, precio y rendimiento del producto. Para el diseño de ésta infraestructura, es necesario considerar la eliminación de distracciones que permitan mejorar la circulación de los animales en los corrales, por ello se requieren espacios amplios circulares ajustados al campo visual que  naturalmente posee el bovino, además se incluyen comederos y bebederos de fácil acceso para consumir suplementos alimenticios e hidratación constante, cunas atendidas para garantizar salud a las crías, aspersión cronometrada para reducir estrés calórico y un personal adiestrado que monitoree el cumplimiento de las prácticas de BA. Con respecto a las excretas, éstas se proponen como generadoras de biogás para sostener la demanda energética, así como disponer de fertilizante orgánico para potreros y plantas ornamentales. Consciente del CH4 y CO2 que genera el ganado, se proponen asociaciones silvopastoriles como estrategias alimenticias para reducir la emisión de éstos. Se incluye la siembra al borde de los corrales del árbol Nim (Azadirachta indica) como repelente natural de insectos para el control de la mosca casera (Musca domestica), una estrategia más que promueve en gran medida el control de calidad en los productos a comercializar.